¬°Descargar Carimmat!

Haga clic en el siguiente icono para descargar la solicitud.

s f

Siga con nosotros

La historia de los sitios y aplicaciones de citas ūü§Ě

sitios y aplicaciones de citas

La historia de los sitios y aplicaciones de citas ūü§Ě

Los inicios de los sitios de citas a través de la sociología de las prácticas

Los servicios de citas tienen su origen en el siglo XIX. El primero fue la imprenta industrial, que dio lugar al surgimiento del "anuncio clasificado", seguido de la tecnolog√≠a inform√°tica, que dio lugar a las primeras plataformas de citas a ambos lados del Atl√°ntico, y por √ļltimo Internet y sus aplicaciones m√≥viles, que dieron lugar a los servicios que conocemos hoy en d√≠a.¬†

La industrializaci√≥n y la urbanizaci√≥n de la segunda mitad del siglo XIX llevaron a los j√≥venes a alejarse de su entorno original. Se a√≠slan cada vez m√°s de su c√≠rculo familiar y de su vecindario. Estos c√≠rculos de parientes suelen permitirles encontrar a su c√≥nyuge. Esta mayor independencia de la familia va acompa√Īada de una mayor libertad de elecci√≥n matrimonial. As√≠, los j√≥venes se emancipan poco a poco de sus padres y se permiten elegir a su futuro c√≥nyuge. As√≠, las futuras parejas ya no se presentan, sino que se conocen en la vida cotidiana.¬†

En los a√Īos ochenta, estos encuentros eran casuales, a diferencia de lo que ocurr√≠a antes, cuando todo estaba controlado. Esto supuso un gran cambio, ya que la gente se reun√≠a m√°s en sus lugares de trabajo, en sus estudios, etc. Despu√©s de diferentes etapas en la historia que permitieron el desarrollo de una nueva relaci√≥n con el amor, pasando por la intermediaci√≥n matrimonial en el siglo XIX y luego el minitel y el tel√©fono subieron en el siglo XX, los sitios de citas finalmente se est√°n desarrollando.¬†

 

La llegada de la tecnología digital

Internet se democratiz√≥ en los a√Īos 80 en Estados Unidos; los sitios de citas fueron de las primeras plataformas interactivas que llegaron a la red, incluso antes que las redes sociales, las primeras de las cuales no aparecieron hasta 1997.¬†

Uno de los primeros sitios de citas conocidos hasta la fecha apareció en Estados Unidos; es Match.com. Sitios del mismo tipo se están extendiendo gradualmente en América del Norte y Europa. Así pues, la tecnología digital llega a Francia casi al mismo tiempo.  

Los primeros sitios de citas franceses se crearon a finales de los a√Īos 90. Incluyen, por ejemplo Netclub.es (1997) o Amantes.com (1998). Sin embargo, el acceso a Internet era todav√≠a muy limitado en Francia en aquella √©poca. Lnes son un tab√ļ en Francia, tienen un gran √©xito desde la d√©cada de 2000, seg√ļn Margaux D√©age.¬†Impulsados por la extraordinaria difusi√≥n de las pr√°cticas digitales, estos sitios de citas se est√°n popularizando y multiplicando r√°pidamente.¬†

Tanto en Francia como en el extranjero, se pusieron en marcha muchos sitios durante los 2000, impulsado por nuevos empresarios de la web como Marc Simoncini. Este √ļltimo est√° considerado como el pionero de la Internet francesa y lanz√≥ en particular Meetic en 2002.¬†

2008 fue un a√Īo hist√≥rico para estos sitios, ya que hab√≠a m√°s de 1.045 sitios de citas dirigidos a un p√ļblico franc√©s. Sin embargo, m√°s de un tercio de ellas no consiguen sobrevivir en la red, sobre todo por la fuerte competencia que a√ļn existe. As√≠, los servicios de citas se van democratizando poco a poco y la tecnolog√≠a permite aportar una variante m√≥vil a este fen√≥meno en torno a 2010. Esto es cuando el aplicaciones servicio de citas. El primer servicio en ganar visibilidad es el Grindr (2009), para los encuentros homosexuales.

 

Su progresiva democratización

La aparici√≥n de aplicaciones de citas est√° revolucionando este mercado, ya que los tel√©fonos m√≥viles permiten a√Īadir funciones como la geolocalizaci√≥n. Entre los servicios que lo utilizan, encontramos Tinder (2012) y Happn (2014).¬†

En 2013-2014, un tercio de los solteros y separados visitaban sitios especializados, lo que demuestra el impacto de los servicios de citas y la democratizaci√≥n de la b√ļsqueda del amor.¬†

Además, su uso se ha convertido en algo habitual. Ahora es "normal" conocer a la pareja por Internet, como en el trabajo, en el contexto de una actividad de ocio o incluso a través de familiares o amigos. En segundo lugar, sin sustituir los antiguos medios de discusión (cara a cara, teléfono fijo), estos servicios de citas amplían las posibilidades de contacto. Además de los medios habituales (salidas, invitaciones, ayuda mutua, etc.), los internautas discuten, comparten intereses, intercambian fotos y crean relaciones especiales entre ellos.

Esta es la historia de los sitios y aplicaciones de citas.

 

Véase también: Los motivos de una ruptura